Estudios en Vivo desde Nuestro Canal de Youtube, los Viernes 8 PM y Sábados 11 AM. (Hora de México)

La Persecusión que Viene

El plan siniestro de los Illuminati para gobernar el mundo ya estaba anunciado en el libro profético de Apocalipsis, escrito hace unos 1900 años.

El Apocalipsis predice una gran guerra mundial (Apocalipsis 6:4), esta gran guerra traerá una hambruna al planeta, el racionamiento de alimentos, las epidemias y la muerte de la cuarta parte de la población mundial (Apocalipsis 6:5-8). 
Esto coincide perfectamente con el plan de los Illuminati, los cuales ya proyectaron hace casi 200 años que ellos provocarían tres guerras mundiales, siendo la tercera la mayor de todas, dando comienzo en Oriente Medio, y esta gran guerra mundial sería necesaria, pues ella causará la destrucción total del capitalismo, el exterminio de la cuarta parte de la Humanidad, y la implantación del nuevo orden mundial ateo y anti-Torah, bajo el liderazgo de la bestia y su aliado religioso, el falso profeta, es decir, el último pontífice romano, como veremos más adelante.

Después de la tercera guerra mundial los verdaderos meshijim serán perseguidos y asesinados. Esta tremenda profecía la encontramos en Apocalipsis 6:9-11, donde se menciona a aquellos que serán muertos por causa de la Palabra de Yahweh (La Torah), y por el testimonio de Yahshua ha Mashiaj. Observe que esa gran matanza de verdaderos mesiánicos ocurrirá justo después de la gran guerra mundial predicha en Apocalipsis 6:4, es decir, cuando sea implantado el gobierno mundial de la bestia (Yahshua ha Mashiaj le reprenda!), conocido como el NOM (Nuevo Orden Mundial).

En la Revelación de Yahshua (Apocalipsis) leemos que la bestia y sus diez reyes aliados van a odiar a la gran ramera y la van a destruir con fuego, y esa gran ramera es la iglesia católica que tiene su sede en Roma, ¡ellos van a destruir Roma por fuego, en una sola hora, y nunca más será hallada! (Apocalipsis 17:16, 21).
La ciudad de Roma, sede del catolicismo, va a ser destruida por la bestia y sus diez reyes aliados, y es entonces cuando el mundo recibirá a la bestia y a su gobierno anti-mesiánico, asesino y materialista anunciado por los Illuminati.
En Apocalipsis 13:2 leemos que hasatán entregará su poder, su trono y gran autoridad a la bestia, ¿y sabe lo que ocurrirá entonces? El satanismo se convertirá en la nueva religión mundial, léalo usted mismo: “y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?” (Apocalipsis 13:3-4). ¿Quién es el dragón?. ¡es hasatán!: “Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y satán” (Apocalipsis 20:2).
Por consiguiente, la religión del satanismo es la única que estará permitida en el nuevo orden mundial, ¡y esa es la religión de los Illuminati! El resto de religiones del mundo, y especialmente el cristianismo con todo su ecumenismo del diablo, serán pisoteadas durante el nuevo orden mundial de la bestia y de su aliado, el falso profeta. El mundo va a adorar a satán y a su hijo, la bestia, el cual tendrá el gobierno del mundo solamente por un período de 42 meses (Apocalipsis 13:5).
Jerusalén también arderá, ya que será atacada e invadida por las naciones del mundo, es decir, por los gentiles. Esta profecía se encuentra en Apocalipsis 11:2, ahí se dice que los gentiles van a hollar Jerusalén durante 42 meses, ¡que es el mismo periodo de tiempo del gobierno mundial de la bestia! (Apocalipsis 13:5). Durante esos tres años y medio Jerusalén estará en poder de la bestia y del falso profeta.
El falso profeta ordenará que el mundo adore a la bestia y a su imagen.
Ya sabemos muy bien que el papado, especialmente a partir de Pablo VI, está rendido a los pies de los masones illuminati satanistas, los cuales trabajan para la formación del nuevo orden mundial. El último pontífice del catolicismo estará totalmente al servicio de la bestia y de su gobierno mundial, ambos controlarán las naciones, uno en la esfera política, y el otro (el falso profeta) en la esfera religiosa. Esta conocida profecía la encontramos en Apocalipsis 13:11-18. Este falso profeta es llamado simbólicamente la “segunda bestia”, el cual estará al servicio de la primera bestia, y hará que el mundo adore a esa primera bestia y hagan una imagen de ella para que la adoren. Para poder convencer al mundo de que la bestia es el nuevo mesías al que hay que adorar, ese falso profeta podrá hacer grandes señales prodigiosas, y hacer descender fuego del cielo.

Sin esa marca no se podrá comprar o vender con ese nuevo orden mundial. Por consiguiente, según esta profecía del Apocalipsis, el dinero circulante va a desaparecer del mundo, y será reemplazado por un nuevo sistema de marcas personales en la mano derecha o en la frente, ¡este nuevo sistema de control mundial a través de marcas o códigos de barras, y de biochips implantados debajo de la piel ya existe, y lleva años perfeccionándose, hoy existe la tecnología para llevarlo a cabo!, solamente falta el gobernante mundial y las leyes que lo pongan en práctica a nivel mundial.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...