Estudios en Vivo desde Nuestro Canal de Youtube, los Viernes 8 PM y Sábados 11 AM. (Hora de México)

Las Peot

La Torah no prescribe nada especial acerca de cómo usar el cabello. Los kohanim se lo cortaban cada dos semanas. Tenían prohibido cortarse el pelo en honor a los dioses, como solían hacer los pueblos de la antigüedad, pero se lo cortaban en señal de duelo por los difuntos, o como muestra de aflicción o humillación por el pecado cometido.
En Deuteronomio 14:1 se puede leer: " ...no cortarás tus cabellos ni afeitarás tu cabeza por los muertos".
Los Nazareos hacían el voto de no cortarse jamás el pelo, a la manera de Sansón. En Levítico 19:27 se puede leer: "No afeitaréis vuestras sienes ni recortaréis las puntas de vuestra barba". Entre los hebreos la calvicie era considerada no sólo un defecto, sino también una maldición. "Y habrá vergüenza en sus rostros, y calvicie en sus cabezas" (Ezequiel 7:18). En los tiempos del rey David, el cabello era un precioso ornamento y cuanto más largo se usaba, más estimado era. Acostumbraban a matizarlo con polvo de oro; Flavio Josefo (38-101), el historiador judío-romano, nos dice en sus "Antigüedades Judías" que el rey Salomón y sus guardias derramaban diariamente en sus largas cabelleras partículas de polvo dorado, que hacía brillar sus cabellos a los rayos del sol. Los hebreos acostumbraban untar sus cabelleras con varios tipos de aceites. Usaban también aceites perfumados, que vertían sobre las cabezas de sus visitantes en señal de bienvenida. "Prepararás una mesa para mí, frente a mis enemigos, y ungirás con óleo (aceite) mi cabeza; mi copa estará rebosando" (Salmos 23:5).
Después de la Diáspora (dispersión por el mundo en el año 70 luego de un conflicto con el Imperio Romano) los hebreos se mezclaron con las poblaciones de Europa Central (ashkenazis) y el Norte de Africa y España (sefaradíes). Hoy hay hebreos pelirrojos, rubios, castaños, y con todo tipo de variación posible. En Etiopía viven los falashas, hebreos negros que se consideran los verdaderos descendientes de los antiguos hebreos.
Una de las traducciones dice ''No cortaréis circularmente los extremos de vuestras cabezas, y no estropearás la punta de tu barba." (Levítico 19:27)
La Torah ordena que el israelita no corte los extremos de su cabeza.

¿Qué son los extremos de las cabezas?
Claro que no se refiere la Torá a las orejas ni al cuello, sino a los cabellos que están en las "puntas" o extremos de la cabeza, en la sienes, conocido como peot.
Las peot (guedejas en español, o si prefieren llámenlas péies (en idish).

Esta era una práctica habitual entre los sacerdotes paganos de la región del Medio Oriente en épocas de Moshé. Y como para los Benei Israel está terminantemente prohibido adoptar cualquier uso o costumbre idolátrica (ver Levitico 18:3), se nos negó entonces usar el cabello "a la moda o estilo" de los sacerdotes paganos.
"No harán calva en su cabeza, ni raerán la punta de su barba, ni en su carne harán rasguños." (Levítico 21:5) 
Si bien es una ordenanza expresa para los Kohanim, es posible encontrar consonancia entre una y otra mitzvá.
Peot significa literalmente "esquinas", que nosotros traducimos mas correctamente como "extremos".

Ésta es una manera muy ingeniosa de racionalizar este precepto.
Empero, interpretaciones hay numerosas sobre lo que el cabello significaba en aquellas culturas antiguas (recordar a los nezirim que se autoimponían la prohibición de cortarse el cabello, el más famoso de ellos fue Shimshon (Sansón), pero tenemos al profeta Shmuel (Samuel) también, etc.) Quizás la mejor interpretacion sea la de no seguir las costumbres paganas.
Porque sabemos muy bien que asi lo ordena Elohim Yahweh en Su Torá.

Ezequiel 44:20 dice claramente “No se raparán la cabeza ni se dejarán crecer el cabello; solamente lo recortarán.” Levítico 19:27 “No haréis tonsura en vuestras cabezas, ni dañaréis la punta de vuestra barba.”
No se debe hacer tonsura (peladura en forma de coronilla) es decir rapar las sienes de la cabeza.
Raparse el cabello y la barba es una señal de Juicio por la desobediencia a Elohim, tanto como de gran duelo (Esdras 9:3) (Isaías 7:20) (Isaías 22:12) (Ezequiel 5:1).
Así que la barba es una mitzva de la Torah para los Benei Israel y es un honor llevar barba, vemos en la Palabra que cuando la perdían quedaban deshonrados (2 Samuel 10:5)
Algunos pasajes de la Tanaj que nos confiman la practicas paganas de otras culturas:

“A Egipto, a Judá, a los hijos de Amón, a Moab y a todos los que se rapan las sienes, a los que habitan en el desierto; porque todas las naciones son incircuncisas, y toda la casa de Israel es incircuncisa de corazón.” Jeremias 9:26

“A Faraón, rey de Egipto, a sus siervos, a sus príncipes y a todo su pueblo; a todos los extranjeros, a todos los reyes de la tierra de Uz, a todos los reyes de la tierra de los filisteos (es decir, Ascalón, Gaza, Ecrón y al remanente de Asdod); a Edom, a Moab y a los hijos de Amón; a todos los reyes de Tiro, a todos los reyes de Sidón y a los reyes de las costas que están más allá del mar; a Dedán, a Tema, a Buz y a todos los que se rapan las sienes; a todos los reyes de Arabia y a todos los reyes de los extranjeros que habitan en el desierto...” Jeremias 25:19-24

“Sus camellos serán el despojo, y la multitud de sus ganados el botín; esparciré a todos los vientos a los que se rapan las sienes, y de todos lados les traeré su ruina declara Yahweh” Jeremias 49:32

El mensaje general de la Torah es una constante distinsion a lo pagano.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...